Uso de la palabra: ¿Cinismo literario a estas alturas? (Dante Castro)

Opina Dante Castro Arrasco, escritor y Premio Casa de las Américas 1992

16 jul (Perú.21) Sigue el debate entre escritores "costeños" y "andinos" (o "hegemónicos" y "excluidos"). Ahora, Dante Castro cuestiona a Alonso Alegría, que responde.

Alonso Alegría ha decidido terciar en el debate entre escritores andinos y criollos. Así escribe en Perú.21 del 10 de julio el artículo: "¿Indigenismo literario a estas alturas?", que me hace desempolvar otro suyo, más su carta explicativa. Debo antes acotar lo siguiente: él cita palabras que dice haber escuchado a su padre, el eximio escritor andino Ciro Alegría, a quien admiro incondicionalmente. Pero su testimonio es tan feble como el que pudiera darnos Sandro Mariátegui Chiappe sobre su progenitor, el Amauta José Carlos, a quien no emuló.

Dejemos que las pruebas demuestren la mediocridad del gacetillerismo hegemónico, contra el cual nos rebelamos en el congreso de Madrid.

Era un domingo 20 de diciembre de 1998, cuando descubrí el artículo de Alonso Alegría en El Comercio, alabando el nuevo libro de su tocayo Alonso Cueto, Pálido cielo, con estas palabras:

"¿Qué decir yo de cómo escribe Alonso Cueto? ¿Qué decir yo sobre lo que escribe? Uno debe ser imparcial cuando se pronuncia públicamente respecto a una obra de arte. Pero cuando la obra es de alguien a quien uno quiere mucho, ¿acaso no está en peligro de dejarse ganar por el sentimiento? ¿No estaré yo dejándome influir por el cariño cuando siento, pienso y para colmo opino que mi amigo narra como nadie en el Perú?"

Así iniciaba el intenso laudatorio, avisando que no podía ser objetivo. Empecé a leerlo aquel domingo dictatorial, y me encontré con este exabrupto: "Ya era hora de que el tema del terrorismo fuera tratado por un narrador de peso". Aguanta, dije. ¿Es posible tremenda mentira? Ya nos dijo que lo quiere mucho para ser imparcial, pero de ahí a engañar al público con "mi amigo narra como nadie en el Perú" y que ya era tiempo de que un "narrador de peso" se ocupe del terrorismo, había demasiada osadía y franela. Decidí no probar más a la libertad de prensa (bajo Fujimori y Montesinos) y envié un email a Alegría explicándole cuántos narradores "de peso" se anticiparon a Cueto con mejor fortuna literaria. Sorprendió su pronta y amable respuesta -que guardo hasta hoy- donde explicaba:

"Yo sé muy poco de novela y de cuento, digo en mi artículo y ya ve usted: es muy cierto. Yo trato de leer lo que puedo de la narrativa más notoria que sale (Bryce, Cueto, Ampuero) pero se me pasa un sinnúmero de obras valiosas. En verdad me sorprende que haya tanto material narrativo sobre el tema del terrorismo. Es larga la lista que usted me alcanza de narradores de peso (usted entre ellos) que han tocado el tema. Lo malo (para mí) es que reconozco el nombre sólo de algunos, pero no llegan ni la tercera parte, y he leído apenas a uno (Zavaleta). Carlos Eduardo me parecía uno de los pocos narradores de peso que hay, pero ahora me doy cuenta de que son muchos. ¿No ve lo ignorante que soy en narrativa? Por eso mismo le ruego que no le dé usted a ese mi artículo, ni tampoco a mi persona, más importancia que la muy poca que tenemos".

Y quedé conforme, barruntando que el decano de la prensa no iba a publicar rectificaciones. Pero ahora que, desde el congreso de escritores peruanos en Madrid, se ha avivado el debate entre hegemónicos y excluidos, conviene recordar estas palabras que por sí solas evidencian que la cultura hegemónica se sustenta mediante lazos de amistad o cofradía. Así niegan al universo de lectores potenciales la posibilidad de obtener información completa y veraz sobre el quehacer literario en el Perú.

Quien escribe esto, queridos Alonsos y Fernando, no puede quejarse por falta de publicidad, de ventas o de premios. No me inspiran demonios de rencor o envidias inexistentes. Hay una realidad objetiva e insoslayable, como el brillo del sol sobre la cordillera andina, que no podemos tapar con un dedo. Que el amable lector saque sus propias conclusiones.

Volver arriba

blog comments powered by Disqus



Para contactar con nosotros entra aquí

30 de junio de 2005

Valid HTML 4.01 Transitional ¡CSS Válido!