Poquita fe:
Cuando los hermanos se encuentran

Por Maurizio Medo *
(Arequipa, Perú, OM)

No a las respetables putas de la belleza/ No a los distinguidos perros de la poesía/ Nosotros hemos cantado a nuestra generación sin lograr despertarlos del miedo/ Nosotros hemos jugado a ser palabra derramando a tiros el desenfado sobre las cabezas de los boquiabiertos que nunca imaginaron un arrebato como este para la poesía y para lo que se vive de ella/ (...) Ya no queremos ser más ciegos/ Buscamos luchar contra la desesperación del tiempo y los demonios del poder/ Pero sólo ahora hemos resuelto que la poesía es un rumor de prestidigitadores/ Y que nuestros dedos son dardos/ La verdad es una de las pocas mentiras que hace daño en este contexto/ No escribimos artes poéticas/ Leemos las coyunturas de la vida/ (...) Lo peor que podría pasar es callarnos poco a poco/ Caernos enredarnos en el mismo galope/ Hombres-mujeres-caballos/ Estamos viviendo el luto de nuestro tiempo/ No a las respetables putas de la belleza/ No a los distinguidos perros de la poesía

Héctor Hernández

Este poema del chileno Héctor Hernández se corresponde con el espíritu con el que un año antes, y junto a notables poetas como Paula Ilabaca, Pablo Paredes y Felipe Ruiz, impulsó la puesta por integrar a la "nueva poesía latinoamericana" -relativizo los entrecomillados- a través del encuentro POQUITA FE, un espacio sin sur ni norte, es decir, sin "efecto tango" en tierras aztecas, ni "corrido y mariachi" en el sur. Se trataba de una búsqueda de claves para reverberar las músicas poéticas de los nuevos hijos de Babel, a un mismo ritmo, borrando de un solo compás las fronteras. Esta apuesta por la integración, llevada también a la praxis por los compinches que tramaron el desmadrito ESTOY AFUERA (México) o los peruanos con NOVÍSSIMA VERBA y AQPOESIA, celebrará este año una segunda versión.

Reviso la lista de los nombres invitados a esta segunda edición de POQUITA FE: ¿son importantes los nombres ante la potencialidad de sus poemas?, ¿no son los poemas quienes inventan a quienes creen perpetrarlos? Veo con entusiasmo la presencia de escrituras en las que se fundan nuestras propias esencialidades hasta atrevernos a encontrar en lo poético el espejo en el que se vislumbra, o al menos debería vislumbrarse, nuestro ser.

Estimado Cliente

Así, por ejemplo, Rodrigo Flores, autor - junto a sus compinches- de Estimado Cliente 1 -obra que dinamiza las tensiones de un lenguaje que se reclama poroso ante los estímulos de una ciudad lacerante, caótica, desgarradora e intensa 2, y que cuestiona el concepto tradicional del yo -, compartirá escena con Alan Mills, guatemalteco que, basándose en la articulación de "proesías" y la sospecha frente a la pureza de lo poético, genera el "síncope" del tríptico platónico (Belleza, Bondad, Verdad), abriéndose a la modernidad del caos, al espacio y al infinito que constituye el lenguaje subvertido en un habla mestiza y periférica.

residuos
pin uno pin dos

.se inserta el documento tasajeado en omega. .actividades físicas sociales y mentales también son un vehículo importante para prevenir la demencia. .¿hay alguien aquí que no tenga temor?. .continúa el temor de que los separatistas puedan frustrar los comicios chechenos. .si usted tiene temor básicamente es una persona peligrosa. .verduras y ejercicios ayudan a reducir el peligro de alzheimer. .porque si alguien le desafía este temor se va a desatar y le va a hacer daño porque va a proteger ese temor ilusorio que usted tiene y la vida consiste en vencer ese temor. .la pulpa de la luz vaciándose. .en vencer esa oscuridad que está en la mente. .más de 25 mil entradas en las dendritas. .y 70 mil definiciones. .eso representa a las fuerzas oscuras de la sociedad. .las que nos mienten. .nos roban. .nos engañan. .y solo trabajan para su provecho. .y así fue como empezó la serie de intrigas. .en ritmo metabólico basal. .cambio y fuera.

(Estimado Cliente, Rodrigo Flores y sus compinches)

mis compatriotas buscan felicidad en el norte, allá verán casi la misma porno pero con rasuradas actrices del momento, los infiernos anales no truecan su geografía, y bien se dice que la silicona va perdiendo campo, la carne contraataca, así que el asunto tal vez irá en macizos pechos saludables, porque ahora la onda es el reality, no importa un busto pequeño si resuelve coitos de salvaje verdad, y sí que se antoja la madre del vecino en la pantalla, decirle putita sin cambiar de canal, no nos contemos tanto cuento, no callemos las picazones más ingenuas, vamos a confesarle esto a nuestros Coyotes, porque parece que se viene un calvario lento y con tajos, lo juro, hermano, mis compatriotas quieren la felicidad, but life is a raining night)

(Síncopes, Alan Mills)

¿Acaso los participantes de POQUITA FE asoman como exhibidores de estéticas radicales? Recogiendo la idea de los organizadores del encuentro, sí, siempre y cuando no entendamos la radicalidad como una simple apariencia, homóloga del estridentismo y otras escuelas del estilo. Sino concibiendo que esta radicalidad sólo se cumple en una escritura que conlleve una conciencia poética y crítica y, en algunos casos, como en el de Jorge Solís Arenazas, se recuerde la importancia de escuchar al silencio, de amainarlo, hasta atreverse a construir tramados verbales con precisión de cirujano, tal como lo viene haciendo Solís:

Hay una simetría entre la sangre al cantar y la sangre cuando es tocada por el aire. Igual asesina la espada sin necesidad de que la funden y la velen. Diferencia sin peso es que mate con su filo o con la imagen.

( Imagen, Jorge Solís Arenazas)

La estética de Solís, si bien no se manifiesta afín a la de su par Alejandro Tarrab, sí encuentra una coincidencia en el refrenamiento de sus imágenes. Es cierto que Tarrab resulta inquietante, también es cierto que evita la desmesura. Enfrentada con imágenes perturbadoras, su escritura termina por entregarnos una mezcla entre la aparente quietud y la persistencia del estremecimiento y el sismo interior.

me devolví con esto ai a i ai a i i i i o ia la suma de lo que se ha hecho dijiste mareciente pero está de rokha parra martínez lira increpare de la mía ai todavía escribo escribo en tres cuadernos coloco uno aquí en esta estancia otro en la antesala y otro más cartabón es el triángulo de las bermudas entonces sí soy un batel el espand el rosalie raifuku maru aprovisionamiento juego a perderme en la demarcación ai de estas tres franjas destilado sobre la mesa como una náutica de lo vientos
como un rosa desaparecido
todo arena cordillera

(Alejandro Tarrab)

Paula Ilabaca

Del otro lado está la obra de Paula Ilabaca, en la cual se acude a contrapuntos y balbuceos para quebrar los órdenes del lenguaje aprendido (y aprehendido), desnaturalizándolo por la ruptura de la sintaxis y la orquestación polifónica, conquistando una gama de múltiples expresiones.

mamá
ella me da ganas de morir
ella y su toalla su rojo su respiración
ayer vi como le brotaban
a ella a él unas alas blancas como su leche
ella me da ganas de acabar
ella y su manera de mover
se ella y su respiración
di ángel mamá di
ella me da ganas ella me da ganas

(Paula Ilabaca)

Podría referirme a otras expresiones como la poética rigurosa y contundente de Dolores Dorantes, a la sugerente concretud de Virna Teixeira o a la febril apuesta de Douglas Diegues por la reconstitución del lenguaje en su apuesta transgresora por el portuñol salvaje como habla futura.

cocina
pedazos de manga
entre los dedos
risas
la vida
pulpa
dulce y
helada

(Una tarde, mayo, Virna Teixeira)

También es necesario recordar la expresión de otros autores a quienes se ha seguido atentamente -Felipe Ruiz, Pablo Paredes, Ernesto Lumbreras o Antonio Silva. Pero, más que la pretensión de trazar las coordenadas de un mapa poético total, se trata de constatar que en esta segunda edición de POQUITA FE, es posible avizorar que las escrituras emergentes en nuestras aldeas están determinadas por el desbordamiento (Milán), por lo fractal (Courtosie), así como por discursos poéticos que provienen de "cruces" (de acuerdo con Felipe Ruiz), es decir, el entrecruzamiento, el sincretismo entre distintas tradiciones poéticas que han sabido dialogar a través de las geografías. Un diálogo del cual debe darse cuenta, a través de las poéticas que se están configurando, y que definen los puntos más descollantes en el panorama actual.

Esta segunda versión del POQUITA FE tendrá como sus invitados mayores a los poetas Roberto Etchavarren (Uruguay) Reynaldo Jiménez (Argentina) Ernesto Lumbreras (México) y los peruanos Maurizio Medo, José Antonio Mazzotti y al brasileño Douglas Diegues. Éstos, junto a sus pares chilenos Raúl Zurita, Juan Cameron, Soledad Fariña, Enrique Giordano, Paulo Wirimilla y Stella Díaz Varín compartirán recitales poéticos, mesas críticas así como el lanzamiento de la colección de poesía latinoamericana de CONTRABANDO, dirigida por Héctor Hernández junto a casi un centenar de jóvenes editores y poetas de la novísima poesía latinoamericana.

Volver arriba


Notas

1 Lapsus, Montevideo, 2006

2 Solís Arenaza Jorge, "Póliza de garantía". A propósito de Estimado cliente. Poesía de Rodrigo Flores Sánchez. En Letra.s 5, Patrimonio Cultural
blog comments powered by Disqus



Texto, Copyright © 2006 Maurizio Medo
Copyright © 2004 - 2006 La Mirada Malva A.C.
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados
Para contactar con nosotros entra aquí

15 de septiembre de 2006

Valid HTML 4.01 Transitional ¡CSS Válido!