Poemas de Myriam Jiménez Queguan (*)

Uno


Soy uno
soy todo
reposan en mí mil leyendas.
Soy la tierra
engalanada de
sol y de rosas,
el mar del aire
y de tus ojos,
la luz que cubre
tus pasos,
la atmósfera que
mueve tus entrañas.
Me conjugo
en la memoria
del tiempo
me fusiono
con tu carne y
con tus venas,
soy quien escucha
el canto que te une
a los planetas,
soy el cristal
onírico,
espejo indescifrable
del abismo,
el buscador de palabras,
y de hechos.
Soy uno en el
infinito recinto de la arena,
uno en la soledad
apacible de la vela.

ESTANCIA

Luces

Si todo permanece
Elijo el instante de tus ojos
su fuerza de poeta
su ilimitada vía del límite

Si todo permanece
Borro el insoslayable abismo
Todo heroísmo de la muerte borro
Borro la tierra ensombrecida
La voz masacrada borro

Si todo permanece
Sin arriba
Sin abajo
En la prolongación
extasiada del fragmento
sólo tu titilante pupila
me ata y me devuelve
al retorno del encuentro fortuito

Sólo basta su anunciación
fluir interminable en la memoria
Adjetivo sin fin
Tierra encantada
Chispa que se eleva
Voz que se revela

Sólo la fe en tu mirada
              permanece intacta
igual que la soledad
que desdice nuestros nombres
y ampara de misterio
las mismas coordenadas de siempre

Si todo permanece
Lo sabes
Elijo la invariable calma de tu alma
la alegría nocturna de tu vuelo,
              la iridiscencia de tu música
                           tu sol de adentro

Si todo permanece
No hace falta ninguna espera
sólo la continua entrega
El vigilar atento de la luna
El continuo refugio de tus brazos
                            en la guerra,
la incesante textura del agua de tu cuerpo
                     frente a un mundo de desiertos lleno.

MAPA HUMANO

Mapa humano

Desterrados intentamos
transmutar la tragedia
Cambiar la creciente ruina
Detener la juventud
       de la rosa
Desterrados intentamos
convertir los muros de la distancia
en la complicidad creciente
              del amor
Inventar otras geografías
Otro tiempo
Hacer
       La intensidad del silencio
       La locura de la dicha
       El arrojo del amante

Exiliados
Salidos de la tierra
Afirmamos la voz,
                     el deseo
                            el canto
Creamos órbitas
                     Puentes paralelos
Desterrados
       Hijos
       Madres
       Padres
Espectáculo de alas rotas
Deseo de vuelo
       Grito intenso
Deseo de luz
       Sombra extinguida
       Invención de libertad
       Omisión de la herida
Prisa de vida
              en el fatigoso océano
                            de la muerte.

Soy el paso

*

Soy el paso
perdido en tus calles,
       el mago de cristal
que exorciza el humo de la luna,
       aquella huella que canta la nada
       aquella sombra que te cubre
                            que te sueña
un espejo en las esquinas de las hojas,
hojas
       pájaro
              lluvia
                     laberinto...



(*) Myriam Jiménez Queguan. Dra. en Filosofía de la Universidad Complutense de Madrid y Magister en Literatura Hispanoamericana del Instituto Caro y Cuervo de Bogotá, Colombia. Ha publicado en algunas antologías poéticas de Colombia como Expedición al sur de la Poesía (1991), Antología de poetas y narradores nariñenses (2004). Igualmente ha participado en diversas lecturas poéticas en Madrid y en diversos recitales, destacando los textos leídos que se emitieron el programa Un idioma sin fronteras de Radio Exterior de España (2002) y el recital "la poblada inmensidad de los días" realizado en el área cultural del Banco de la República en Pasto, Colombia.

Volver arriba

blog comments powered by Disqus



Texto, Copyright © 2009 Myriam Jiménez Queguan
Copyright © 2004 - 2009 La Mirada Malva A.C.
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados
Para contactar con nosotros entra aquí

20 de enero de 2009

Valid HTML 4.01 Transitional ¡CSS Válido!