La literatura y las nuevas tecnologías de la información (*)

Por Alfredo Cerda Muños (**)
Universidad de Guadalajara, México

internet

El presente trabajo es producto de la reflexión de un profesor de literatura ante uno de los problemas que atañen a la enseñanza y el aprendizaje de esta asignatura que se imparte en el bachillerato de la Universidad de Guadalajara. Frente a esta situación, se propone utilizar las nuevas tecnologías de la información como apoyo para fomentar el gusto por la lectura y por supuesto de la literatura.

Como es sabido, el desarrollo de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación ha llevado a considerar la necesidad imperiosa de preparar a los ciudadanos, y particularmente a los jóvenes, para que puedan relacionarse críticamente con este entorno, por eso sí debemos considerar que los medios deben ser legitimados como lo que son: agentes que influyen sobre la manera en la que los jóvenes comprenden e interactúan con el mundo. En la actualidad los medios ocupan un lugar privilegiado en las actividades recreativas de los más pequeños y son los responsables, en gran parte, de su iniciación a la vida adulta, en el caso de los adolescentes, estudiantes del bachillerato, como sabemos, hacen uso extraescolar de estos medios, y por lo tanto debemos apoyarnos en ellos para utilizarlos como motivación para el gusto literario.

La educación en medios consiste en aprender a analizar la manera en que los medios de comunicación construyen el mundo y se presentan como mediadores entre el universo y nosotros, es por eso que debemos aprovechar lo que los medios ofrecen para apoyar a los jóvenes en los conocimientos que van adquiriendo, a través de la lectura de textos literarios, del mundo para consolidar su formación.

Los cambios y los nuevos desarrollos en la enseñanza universitaria se están sucediendo a un ritmo cada vez más acelerado debido a los avances producidos en el campo de las comunicaciones digitales globales y a la creciente sofisticación de las tecnologías educativas, sin embargo, en muchas ocasiones los docentes no queremos reconocer estos cambios.

Es por lo anterior que muchos docentes necesitan, en estos momentos, modificar la visión del aprendizaje para la vida, ya que debemos centrar nuestro trabajo docente en el estudiante y en el futuro de éste.

Los cambios en las comunicaciones también ejercen una presión para que la gente se implique en actividades regulares de formación continua. En la actualidad disponemos de multitud de canales de noticias de ámbito nacional e internacional, y los acontecimientos antes remotos son ahora parte de nuestras vidas.

Por lo tanto, es conveniente apuntar que el papel de la nueva universidad es construir un nuevo entorno de aprendizaje planeado y que sistemáticamente integre a los estudiantes entre sí y con los tutores y profesores, relacione el conocimiento con la experiencia; aproveche todo el volumen de información y conocimientos disponibles a través de las nuevas tecnologías para fortalecer los procesos de enseñanza- aprendizaje.

nternet

La educación debe responder a la necesidad de afrontar cambios de forma continuada, no sólo a nivel profesional sino también personal, social y cultural; de enfrentarse a situaciones complejas que requieren el desarrollo de nuevas capacidades y habilidades, incluso nuevos modelos culturales, sistemas de valores, pautas de actuación y modos de vida; de saber vivir en un mundo que rebosa información en el que las personas saben más.

Por lo anterior, se hace necesario que el docente de literatura desarrolle competencias como profesional de la enseñanza, pero que surjan de la propia institución educativa. Definir qué competencias pueden desarrollarse con las nuevas tecnologías de la información para mejorar la educación y proporcionar o diseñar las competencias que deben lograrse en el currículum, tomando en cuenta la creatividad y la flexibilidad de los programas de literatura de cada institución.

Las tecnologías de la información (redes, herramientas inteligentes de búsqueda, herramientas para el desarrollo en internet, intranets) proporcionarían la infraestructura básica para acercar a los alumnos a la literatura: Se deben diseñar actividades y prácticas orientadas a la adquisición más eficiente de la habilidad asociada a ese conocimiento y su correcta utilización, para obtener los mejores resultados en el desarrollo de las actividades que se propongan en la enseñanza de la literatura.

Por lo que el docente de literatura debe modificar su práctica docente, ya que, como señala Sevillano (2002):

"Las nuevas tecnologías de la información y de las comunicaciones son una de las manifestaciones más obvias del cambio social acelerado que estamos viviendo y uno de los principales motores de ese mismo cambio ya que vehiculan al menos el 70% del conocimiento que se genera y consume en nuestra sociedad". (Sevillano. 263: 2002)

Por lo que debemos destacar, tomando en cuenta el tema de este trabajo, que la formación continua del docente de literatura, es fundamental por los cambios tan acelerados que en el campo de las tecnologías se dan, de ahí que el desafío no consiste solamente en conocer las innovaciones que en este campo surgen día a día, sino tratar de cambiar la visión de la enseñanza y sobre todo buscar nuevos métodos de aprendizaje para que los estudiantes de literatura vinculen esta área del conocimiento con las nuevas tecnologías de la información.

Por ejemplo, la incorporación generalizada de las computadoras en la educación básica a nivel mundial durante la pasada década trajo consigo una multitud de posturas y antagonismos, pero sobre todo grandes expectativas acerca de cambios y transformaciones de base. Algunos voceros e la opinión pública esperaban el abandono de prácticas obsoletas del profesorado y sobre todo un abrochamiento sin precedentes de los contenidos educativos por parte de los estudiantes. La computadora había llegado para que los alumnos aprendieran más y mejor en un tiempo menor. Sin embargo, los estudios realizados muestran una clara predominancia de efectos motivacionales e incremento de habilidades comunicacionales y técnicas, que poco tienen que ver con los contenidos específicos del currículo, que los estudiantes deben aprender mediante esta herramienta.

nternet

De ahí que la formación del profesorado para el uso pedagógico de las nuevas tecnologías considero que no debe plantearse exclusivamente en términos de cómo cualificar a los docentes para que sepan utilizar los recursos informáticos (tanto de hardware como software) y gestionar su uso dentro del aula. Hacerlo así sería caer en un planteamiento reduccionista y simplista de la complejidad cultural que encierran la enseñanza. Los planes formativos destinados a convertir al profesorado en meros usuarios de las máquinas digitales así como en gestores didácticos de estos medio en el aula son planteamientos que tienden a alienar profesionalmente al profesorado.

Cabe agregar que para que la comunicación educativa sea eficaz, esta ha de reunir ciertas características, tales como:


- Actitud abierta del emisor ante el receptor y tolerancia para crear un verdadero ambiente de aprendizaje.

- Una interacción en el proceso enseñanza -aprendizaje para posibilitar la modificación de los mensajes, según los intereses del docente y los estudiantes.

- Estar conscientes de que no se debe manipular la aportación de los integrantes del grupo.

El docente de literatura debe considerar que la comunicación en el aula debe tener carácter clínico o didáctico en el sentido de que el docente tiene que reconocer que su misión es la de optimizar el desarrollo de los aprendizajes, aplicando estrategias y métodos de rigurosidad científica ya actuando de una manera profundamente objetiva. Este reconocimiento elimina los convencionalismos de docente prepotentes y agresivos que genera stress en los estudiantes y promueve la concienciación de que la comunicación es un acto en el cual tanto el docente como el estudiante se encuentran entre sí como lo que son, seres humanos en un proceso de aprendizaje y que en realidad, en muchas ocasiones el docente no analiza este proceso de la comunicación en el aula.

De ahí que la comunicación didáctica en el aula se caracteriza por una relación entre docente y estudiante para generar un auténtico encuentro entre seres humanos que luchan por la misma causa: la optimización de los aprendizajes. Si la relación es adecuada, el trabajo del docente es realizado más eficientemente y las situaciones son desarrolladas favorablemente. De esta manera una positiva relación entre docentes y estudiantes cultiva la efectividad en el proceso de aprendizaje.

Pero también hay que recordar que:

"Las nuevas tecnologías hacen posible que entre el usuario y las informaciones por ellas transmitidas se pueda instaurar un constante ir y venir: las acciones del sujeto producen de inmediato cambios visibles en la pantalla, que a su vez apelan a nuevas decisiones y acciones del sujeto, y así sucesivamente [...] Ofrecen la posibilidad de poner en contacto, sin ningún tipo de restricción temporal y espacial, a un sinfín de personas que comparten recursos básicos de estas conexiones. (Coll y Martí, 2001, citado por Walter Temporelli en Conversaciones con Salvador "Pocho" Ottobre, 86: 2005.

Por lo que el docente debe conocer qué consulta, por ejemplo, el estudiante cuando interactúa, fuera del aula, con los servicios que ofrece, por ejemplo, internet.

Actualmente la literatura ha entrado ya en el mundo de de las computadoras y, sobre todo, el uso de internet.

Ante todo, es necesario tener muy claro que los multimedia en los textos literarios son un medio, nunca un fin en sí mismos. La literatura será literatura no por el medio o soporte en el que se presente, sino por las cualidades y calidades, como se sabe, intrínsecas a ella misma.

Señala atinadamente Romera:

"En el examen de la relación literatura y multimedia nos encontramos, en principio, con dos posturas enfrentadas: una, la de quienes rechazan de plano esta interacción (quizás por escasa información o por excesiva prevención ¿cómo puede reaccionar uno ante lo que no conoce?); y otra, la de aquéllos que acogen con alborozo cualquier novedad (demasiado fervor puede devenir en desencanto). De momento, una postura intermedia entre antiguos y modernos creo que es la más sensata. A los primeros habría que indicarles que no debe negarse a otro lo que uno reclamara en otro tiempo para sí mismo y que es saludable en todos los terrenos una ampliación de capital; y a los segundos, recordarles que no conviene nunca ser arrogante cuando se sabe bien lo que es ser víctima de una arrogancia. Apostamos por el futuro, ya que de lo contrario por mucha buena voluntad que pongan los tradicionalistas, ésta no servirá para mucho. Es precioso, por lo tanto -sin ir contra nada ni contra nadie- tener alguna audacia y seguir el aserto flaubertiano deil faut oser." (Romera José, et al, 32, 1996)

Hay que considerar que la enseñanza de la literatura no puede permanecer al margen de los cambios y propuestas de los medios de información y comunicación actuales. Señala Romera:

"En principio, podemos decir que internet proporciona a la literatura grandes ventajas. En primer lugar, toda creación literaria en la red tiene posibilidad de ser accesible desde casi todos los rincones del mundo, de tener más receptores que en el soporte libro, ya que su radio de acción puede llegar a muchísima gente del planeta" (Romera José, et allí: 55, 1996)

Dentro de los nuevos caminos que debe seguir el docente de la literatura en la actualidad, el uso de las nuevas tecnologías de la información, es fundamental, ya que motivan mucho y además proporcionan varios niveles en el estudio y en la profundización de los temas, ya que cada uno impone su ritmo de aprendizaje (una enseñanza más autodidacta; individualizada, en suma) y permiten la posibilidad de ir incorporando todos los avances que se produzcan sobre un tema, con lo que se consigue una actualización permanente.

Aunque hay problemas, ya que las nuevas tecnologías de la información y la comunicación son las dos preocupaciones y desafíos actuales del profesor de literatura. Señala Carbonell:

"La incorporación del ordenador en el aula exige un cambio pedagógico. Un estudio señala que es necesario modificar el sistema de evaluación. El 75% de los alumnos ha aprendido el uso de las nuevas tecnologías fuera de la escuela. El principal obstáculo es la falta de preparación de los docentes. El profesorado, sobre todo el que se formó con las viejas tecnologías, anda rezagado y necesita reciclarse a marchas forzadas. No sólo en el dominio del lenguaje para poder navegar en la Red sino también para adecuar el proceso de enseñanza y aprendizaje a los nuevos entornos tecnológicos. (Carbonell, 93-94:2006).

nternet

Pero para un profesor de que no se le ha preparado para afrontar estas nuevas situaciones ¿qué se puede hacer?

Es por ello que al profesor de literatura debe dársele una formación permanente para actualizarlo y para conocer información sobre nuevos planes de formación institucionales, cuyas prioridades se centran en tres ejes, indica Carbonell "La atención a la diversidad; y la convivencia y la resolución de conflictos en los centros". (Carbonell, 94:2006). Pero hace falta, también, analizar los contenidos del currículum y su evaluación.

Hay que recordar, entonces que el papel de la tecnología en la creación de ambientes de aprendizaje, donde el profesor de literatura, a través de diferentes actividades podrá vincular el uso la computadora para la creación de portales y su desarrollo; así como el manejo de contenidos; blogs, wikis, textos interactivos, chat, foros de discusión, investigaciones mediante el internet, entre otras herramientas, para hacer más atractivo e interesante el aprendizaje y el goce estético de la obra literaria.

En la clase de literatura el desarrollo de los aprendizajes depende de las estrategias y los métodos de enseñanzas, los cuales siempre orientan a actividad comunicacional. Esta actividad casi siempre es preparada por el docente quien estimula el desarrollo de la comunicación en el marco de la estrategia, o los métodos de enseñanza, sin embargo, hay algunas reglas de carácter general que debe caracterizar toda expresión verbal del docente.

Como señala Sevillano (2002) :

"Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación para introducir las nuevas formas de aprender literatura con las innovaciones en el uso de las tecnologías de la información, para formar nuevos lectores con la idea de transformar los saberes que ya posee y acercarlo al mundo de la cultura.

Quizá el aspecto más significativo de ello sea su incidencia en diversos componentes básicos de la cultura, como son los lenguajes, las formas de comunicación, la expresión y el pensamiento" (Sevillano, p.263, 2002).

Es por lo anterior que se deben presentar propuestas para lograr una mejor comunicación en aula, ya que es ahí donde el docente de literatura puede diseñar estrategias de aprendizaje junto con sus estudiantes y utilizar métodos de enseñanza para orientar la lectura, el análisis y la crítica literaria entre los alumnos del curso, mediante la creación de programas que se puedan utilizar mediante las nuevas tecnologías.

Para organizar la clase de literatura en el bachillerato, el docente puede hacer uso de las nuevas tecnologías de la información, de esta forma hará sus clases más interesantes y amenas, con ello la función lúdica de la literatura le permitirá motivar a los estudiantes, no sólo para formar lectores, que tanta falta hacen, sino para guiarlos hacia el gusto por la lectura de textos que por su calidad literaria les harán comprender el mundo, conocer otras realidades y porque no, acercarlos a ellos mismos.

El profesor puede crear un blog, donde proponiendo un tema, los estudiantes investigan acerca de éste y de acuerdo a fechas establecidas por el profesor o los alumnos, pueden ir actualizando la página a través de citas, referencias, ideas, conceptos, e incluso establecer diálogos para hacer preguntas relacionadas con el tema. Esta actividad puede ayudar a tener más información sobre el tema, redondearlo y sacar conclusiones que posteriormente en el aula se podrán discutir y elaborar resúmenes, cuadros sinópticos o mapas conceptuales.

nternet

El uso o creación de un wiki les permitirá crear textos, tales como poemas, cuentos, narraciones breves o pequeños ensayos y artículos relacionados con la obra de un autor, con una corriente literaria e incluso hacer análisis literarios. Los textos creados pueden ser editados, cuando hayan sido modificados, corregidos o analizados desde diferentes puntos de vista. El resultado de los trabajos se analiza en el aula y se discuten las razones por las que se hicieron dichos cambios.

La creación de un foro permitirá crear una comunidad virtual, y señalando hora y fecha el grupo escribe acerca del tema del día o de la semana, opina, sugiere, propone y el profesor coordina las actividades, de tal manera que en el aula, después de haber terminado la sesión, se comenta el proceso didáctico y se hacen propuestas para la discusión de un nuevo tema.

Se puede crear un cuento o una narración específica mediante la participación de equipos de trabajo, crear personajes, crear ambientes, describir espacios y organizarlos para que el texto que se quiera crear se apegue a las indicaciones del profesor, o al tipo de escrito literario que se requiera, de acuerdo al programa del curso.

Mediante el uso de internet el profesor de literatura puede apoyar su tarea docente, como banco de recursos (datos sobre la obra, contexto, críticas acerca de su obra, entre otras) para tener un banco de datos que puede utilizar posteriormente para la preparación de su clase, incluso puede crear su biblioteca con las obras del curso.

Otra actividad que puede realizar es formar una base de datos para la clase, misma que puede ser consultada por los estudiantes, de esta manera el día que se exponga un tema, la participación de los alumnos será más dinámica y el proceso de enseñanza aprendizaje se hará más interesante.

El profesor será capaza de diseñar, en el proceso de la enseñanza de la literatura, objetivos de aprendizaje que deberán ser logrados mediante dinámicas o actividades que requieran el uso de internet.

En fin, son muchas y variadas las actividades que el docente de literatura puede proponer a los alumnos para dinamizar y hacer más atractiva su clase, todo depende de la iniciativa y capacidad creadora que sea capaz de generar con la intención de hacer uso de los tecnologías de la información para beneficio de su quehacer docente.

Por ello, es importante diseñar actividades prácticas orientadas a desarrollar competencias que le permitan al alumno interactuar con los nuevos medios de la tecnología de la información y los contenidos curriculares de los programas de literatura, así mediante el uso de internet, el docente y sus alumnos, interactuarán entre ellos, las obras y los textos de creación, entre otras actividades. Con ello se fortalecerá el hábito de la lectura y el gusto por la literatura.

nternet

BIBLIOGRAFÍA


CARBONELL, Jaume y Antoni Tort. (2006) La educación y su representación en los medios. Morata: Madrid.
CRUZ, Feliu Jaume. (2001). Teorías del aprendizaje y tecnología de la enseñanza. Trillas: México.
DUART, Joseph M. et al. (2008). La Universidad en la Sociedad Red. Usos de internet en Educación Superior. Ariel: Madrid.
GROSS, Salvat Begoña. (2000). El ordenador invisible. Hacia la apropiación del ordenador en la enseñanza. Egedisa: Barcelona
ROMERA, Castillo José et all. (1997). Literatura y multimedia. Visor libros: Madrid
ROMERO, Tena Rosalía. (2006). Nuevas tecnologías en educación infantil. MAD: Sevilla, España.
SEVILLANO, Ma. Luisa, et all, (2002). Nuevas tecnologías, medios de comunicación y educación. Formación inicial y permanente del profesorado. CCS: Madrid.
TEMPORELLI, Walter. (2005). ¿Dónde quedó mi tamagochi?. Paradojas de las nuevas tecnologías de la educación. La Crujía: Argentina

Volver arriba



(*) Alfredo Cerda Muños.Doctor en Filología hispánica y profesor investigador del Departamento de Letras de la Universidad de Guadalajara, México. Ha publicado libros relacionados con la didáctica de la literatura y el teatro, entre ellos La actividad escénica en Guadalajara, México entre 1920 y 1990 y el Diccionario biobibliográfico de dramaturgos jaliscienses del siglo XX.

blog comments powered by Disqus


Texto, Copyright © 2010 Alfredo Cerda Muños
Copyright © 2004 - 2010 La Mirada Malva A.C.
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados
Para contactar con nosotros entra aquí

20 de abril de 2010

Valid HTML 4.01 Transitional ¡CSS Válido!