Un salmo apócrifo y tres precedentes

Por Martín F. Yriart (*)

Salmos

Es una hipótesis cada vez más admitida que los lectores son ellos mismos co-autores o autores, en o a partir de la lectura, sólo que una proporción muy pequeña de ellos lo manifiesta recreando o imitando los originales. Algunas de esas imitaciones pueden llegar a ser interesantes cuando ponen en evidencia los rasgos salientes del modelo que copian.
Puede parecer pura presunción pretender escribir verdaderos salmos sin haber leído los del Antiguo Testamento en su lengua original. Sus traductores se habrían preocupado más por la fidelidad a las palabras que a la supuesta forma literaria, porque aún el Cantar de los Cantares, una colección de poemas líricos, se traduce en prosa. Otro tanto sucede con el Libro de los Salmos, como se aprecia en las tres traducciones, al castellano y el inglés, copiadas más abajo.
Pero ciertos rasgos poéticos como el asunto, las enumeraciones, los paralelos sintácticos, la anáfora, sobreviven a la traducción en prosa y sugieren el carácter poético-musical de los salmos bíblicos.
La cronología y el estilo hacen pensar que Mi vida entera, el poema publicado por Jorge Luis Borges (1899-1986) poco después de su regreso a la Argentina en 1921, tras una larga estadía en España, está inspirado o influido por la poesía de Rafael Cansinos Assens (1882-1964), a quien conoció en Madrid en 1920 y muchas veces luego llamó "mi maestro".
El poema de Cansinos Assens que le sigue más abajo proviene de El candelabro de los siete brazos (1914), que lleva por subtítulo aclaratorio Psalmos, lo que exime de mayor comentario. Su asunto mundano y su tono lírico no son incompatibles con el género, característico por su espíritu exaltado y por recursos formales como la frecuente anáfora y los paralelismos sintácticos.
Los versículos 6, 7 y 8 del Salmo 8 del Antiguo Testamento ofrecen un ejemplo de la enumeración y el paralelismo como rasgos estilísticos de los salmos. Las dos traducciones en prosa hacen sospechar una estructura métrica, o si no estrófica.
El Salmo apócrifo que sigue a continuación es producto de una intoxicación bíblica, fruto del trabajo de preparación de un estudio sobre los poemas de Cansinos Assens.
Va en primer lugar para que sufra menos en comparación con los restantes. Cuando los lectores lleguen a estos, ya habrán olvidado piadosamente el primero, que es tan solo un ejercicio de metaliteratura.

Un salmo apócrifo

La carne de tu ciruela es dulce, ¡oh, Jehová!, pero su pellejo es ácido.
Fácil es de coger la manzana al pie de tu árbol, pero su madera no arde.
Se deja hincar mi diente el melocotón de tu huerto, pero su hueso lo parte.
Mucha es la uva de tu racimo, pero hay que comerla una por una.
Miel es el corazón del higo tuyo, pero tu mandas pelar su cáscara.
Rosada es la piel de la hembra que tú creaste, pero adentro colocaste un alma.
Tu misterioso designio pone a prueba mi voluntad, ¡oh, Jehová!

Jorge Luis Borges

JORGE LUIS BORGES

Mi vida entera

Aquí otra vez, los labios memorables, único y semejante a vosotros.
He persistido en la aproximación de la dicha y en la intimidad de la pena.
He atravesado el mar.
He conocido muchas tierras; he visto una mujer y dos o tres hombres.
He querido a una niña altiva y blanca y de una hispánica quietud.
He visto un arrabal infinito por donde se cumple una insaciada inmortalidad de ponientes.
He paladeado numerosas palabras.
Creo profundamente que eso es todo y que ni veré ni ejecutaré cosas nuevas.
Creo que mis jornadas y mis noches se igualan en pobreza y en riqueza a las de Dios y a las de todos los hombres.

Luna de enfrente (1925)



Rafael Cansinos Assens

RAFAEL CANSINOS ASSENS

Oh vida libre, alegre y loca, larga y confusa y como una maraña, amplia y sin medida como la luz del sol, que no se mide en los cuadrantes.
   Oh vida alegre y loca, ingenua como un borrador, en que los corazones se reposan y sueñan sobre las manos indolentes.
   Vida dulce y radiante para las mujeres hermosas y para los hombres delicados, cuyas manos son blancas y finas, y cuyo corazón tiene la ternura de las madres.
   Vida turbadora, como una ronda de carnaval, que hace temblar la carne de las mujeres castas y los huesos endurecidos de los hombres laboriosos, y en la que se piensa con una nube sobre los ojos.

El candelabro de siete brazos (1914, 1986)

ANÓNIMO

Salmo 8

8:1 ¡Oh Jehová, Señor nuestro, 
Cuán glorioso es tu nombre en toda la tierra! 
Has puesto tu gloria sobre los cielos; 
8:2 De la boca de los niños y de los que maman, fundaste la fortaleza, 
A causa de tus enemigos, 
Para hacer callar al enemigo y al vengativo. 
8:3 Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, 
La luna y las estrellas que tú formaste, 
8:4 Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, 
Y el hijo del hombre, para que lo visites? 
8:5 Le has hecho poco menor que los ángeles, 
Y lo coronaste de gloria y de honra. 
8:6 Le hiciste señorear sobre las obras de tus manos; 
Todo lo pusiste debajo de sus pies: 
8:7 Ovejas y bueyes, todo ello, 
Y asimismo las bestias del campo, 
8:8 Las aves de los cielos y los peces del mar; 
Todo cuanto pasa por los senderos del mar. 
8:9 ¡Oh Jehová, Señor nuestro, 
Cuán grande es tu nombre en toda la tierra!

Salmos (Biblia Reina-Valera, 1960)

Salmo 8

Para el Director del Coro, sobre el [instrumento musical] guitít, un salmo por David:

Adonái, nuestro Amo, ¡cuán poderoso es Tu Nombre en toda la tierra, Tú que has establecido Tu majestad sobre los cielos! De la boca de criaturas y lactantes Tú has cimentado fortaleza, para oponer a Tus enemigos, para poner fin al adversario y al vengador. Cuando contemplo Tus cielos, la obra de Tus dedos, la luna y las estrellas que Tú has fijado, ¡qué es el hombre para que Tú lo recuerdes, el hijo del hombre para que Tú lo tengas en cuenta! Sin embargo, Tú lo has hecho apenas un poco por debajo de los seres supremos, y lo has coronado con gloria y esplendor; le has dado dominio sobre la obra de Tus manos, has puesto todo bajo sus pies; el ganado bovino y el ovino, todos, y también las bestias del campo; los pájaros del cielo y los peces del mar, todo cuanto pasa por las sendas del mar. Adonái nuestro Amo, ¡cuán poderoso es Tu Nombre en toda la tierra!

Salmos (Movimiento Lubavitcher, 1970)

Psalm 8

8:1 O Lord, our Lord, how excellent is thy name in all the earth! who hast set thy glory above the heavens.
8:2 Out of the mouth of babes and sucklings hast thou ordained strength because of thine enemies, that thou mightest still the enemy and the avenger.
8:3 When I consider thy heavens, the work of thy fingers, the moon and the stars, which thou hast ordained;
8:4 What is man, that thou art mindful of him? and the son of man, that thou visitest him?
8:5 For thou hast made him a little lower than the angels, and hast crowned him with glory and honour.
8:6 Thou madest him to have dominion over the works of thy hands; thou hast put all things under his feet:
8:7 All sheep and oxen, yea, and the beasts of the field;
8:8 The fowl of the air, and the fish of the sea, and whatsoever passeth through the paths of the seas.
8:9 O Lord, our Lord, how excellent is thy name in all the earth!

Psalms (King James Version, s. XVII)

Volver arriba

(*) Martín F. Yriart (Buenos Aires, Argentina: 1942) - Cursó Filología Clásica en la Universidad de Buenos Aires, donde ha sido profesor de Comunicación. Reside en España desde 1998. Colabora en publicaciones como Heterogénesis, Ómnibus o Donde dice... Prepara actualmente un libro de minicuentos que ilustrará Manuel Terán.

blog comments powered by Disqus



Texto, Copyright © 2011 Martín F. Yriart
Copyright © 2004 - 2011 La Mirada Malva A.C.
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados
Para contactar con nosotros entra aquí

20 de enero de 2011

Valid HTML 4.01 Transitional ¡CSS Válido!