Se abre el telón

Se abre el telón

Por Zingonia Zingone

 


¿Un escenario Centroamericano?

Es imposible hacer una antología de poesía contemporánea que sea “representativa” de una determinada área geográfica, pero esto ya lo saben, tanto poetas como editores. Es necesario que el lector también esté informado; no vaya a pensar que tiene entre manos la radiografía del cuerpo poético existente.

Hay grandes poetas que viven en el anonimato. Hay pequeños poetas que viven magnificados por la lente informática. Hay premios literarios que atribuyen importancias, editores que seleccionan talentos, festivales que divulgan voces, críticos que expresan sus preferencias. Hay circunstancias que hacen y deshacen éxitos. El panorama literario es una verdadera telaraña que ve en el arácnido su héroe o su víctima.

Por esta razón, cuando la revista Ómnibus me pidió proponer una panorámica de la poesía que se escribe hoy en Centro América, me sentí en apuros: no soy ni crítica ni académica, ¿a cuál criterio de selección me aferro? ¿Cómo escoger algunos y dejar fuera otros?

Decidí no fingirme experta. Decidí dejarme guiar por el azar.

Me explico: para mí la poesía es la respuesta a un llamado. Como dice el poeta argentino Hugo Mujica: “Recibo entregando: escribo lo que escucho, pero lo escucho al escribirlo”.  Al ser así, el poeta se convierte en el transcriptor de un soplo que, por su naturaleza, puede asombrar al poeta mismo. De hecho, vivo convencida que la creación artística supera a su creador; crece con él hasta suplantarlo. Por eso miro con escepticismo el culto del Poeta, la construcción de una imagen. Estoy de acuerdo con Borges en su afirmar que lo importante es el encuentro entre un texto y su lector. Ése es el momento donde la poesía “acontece”. Y ese acontecer legitima lo expresado, lo convierte en pensamiento.

Es por esto que emprendí un viaje de lecturas y me entregué al asombro. Entretejiendo voces, dejé que el hilo fuera el artífice del tapiz. Por supuesto, tuve que poner un límite al tamaño, dejando fuera textos muy buenos de los mismos autores, así como poemas que no llegaron a mis ojos en el momento preciso.

Éste no es más que un coro de voces que viene del Centro. Del centro de América, del centro de las entrañas. Un coro que canta soledades, amor, injusticias y nostalgias nativas. Un coro de aquéllos que viven dentro o fuera de sus países; un coro que acoge también a los inmigrados desde la infancia. 


blog comments powered by Disqus