ARIS ALEXANDRU

        ARIS ALEXANDRU (1922-1978)


Poeta, traductor, prosista y guionista teatral de la Generación de Posguerra, nacido en Leningrado. Su lengua materna fue el ruso. A los 6 años se trasladó de San Petersburgo a Tesalónica y luego a Atenas. Por su apoyo al comunismo, durante la Guerra Civil fue exiliado a algunas islas y posteriormente encarcelado. Al comenzar la Dictadura de los coroneles, se marcha a París. Entre otros muchos escritores, traduce al griego a Eugene O´Neill, Dostoyievski, Shaw Bernard, Tolstoi y Chéjov. Publica 5 libros de poesía En 1962 recibió el Premio de la Paz en el Festival de Moscú.  


Enlace Centro Nacional del Libro de Grecia (EKEBI) 


 


LA LÁMPARA ENCENDIDA

Vosotros que obedecéis a gobiernos y Politburós

como los reclutas al toque de queda

reconoceréis un día que la cantidad de la amargura

así que calaba durante años las paredes de la celda

era inevitable que llegara a su variación cualitativa

y se oyera

                como grito

                                     como detonación.

Vosotros que unas cosas decíais a vuestros amigos y otras a la

  dirección

reconoceréis un día que yo

era únicamente destinatario

de cuanto me mandaban escrito con limón

los presidiarios

                               de los dos hemisferios.

Si se me debe un honor

es por tener siempre una lámpara encendida en

  mi cuarto

y por revelar sus mensajes secretos

sosteniendo sus escritos censurados sobre la

llama.



CON QUÉ OJOS YA AHORA


Te apresuraste, madre, en morir.

Lo sé, habías enfermado por fascismo

y era poco el pan, también yo faltaba en el exilio

era poco el sueño e interminables las noches

pero aún así, ¿cuál la razón de tu desesperación antes de cumplir

los sesenta y cuatro?

podías apretar los dientes

aún con esos falsos dientes tuyos de oro

podías agarrarte a una rama verde

a las ramas desnudas

al tronco

pero sí, lo sé

resbalan las manos y el cuerpo del tiempo no tiene corteza

a la que cogerte 

pero podías hincar las uñas

y tirar así cinco-seis-diez años

como los medio ahogados a quienes arrastra el torrente

que se pegan a la viga derrumbada de su casa.

Qué significaban diez años si ibas a volver a verme

Si ibas a volver a ver días más pacíficos e ibas a ir

a la casa de tu infancia con la valla inundada de flores

si ibas a vivir en medio de una paz justa

oyendo la guerra

como el eco lejano de la cascada

si ibas a tener un techo seguro como astro

si el corazón de los hombres iba a tener un sitio en nuestra casa

también en el cuarto interior −

pero tú, madre, te apresuraste mucho

y ahora con qué manos venir y abrazarme entre las rejas

con qué piernas acercarte aquí que tengo a mi alrededor las piedras

aseguradas como muros de cárcel

con qué ojos ya ver ahora que aquí dentro cabe

todo el corazón de nuestro mundo de mañana

                                               pisoteado

y desde la celda de al lado riega la tristeza

como humedad de hierba podrida.


 


Incluido en la antología, traducida al gallego:

  • Morfakidis, M. y Pociña, A: Poesía Grega do século XX. Santiago de Compostela, ed. De la Presidencia de la Xunta de Galicia, 1994, XLVII + 371 págs.
Comentarios