YORGOS JRONÁS

        YORGOS JRONÁS (1948)

Poeta nacido en El Pireo. Estudió en la Escuela Superior de Comercio. Funda y dirige la revista literaria Odós Panós, así como las ediciones homónimas y las Ediciones Sigareta. Trabaja en la radio desde 1979. Ha publicado 23 libros de poesía. Poeta de intensa teatralidad e inmediatez, de la ciudad y sus mitos, con una discreta identidad sexual. Constituye un caso especial en la poesía griega contemporánea. Poemas suyos han sido musicalizados por compositores de la talla de Manos Jatsidakis, Yannis Markópulos, Dimos Mutsis y Dimitris Papadimitriu. Colabora en distintas revistas y periódicos. Dos libros suyos de poesía han sido traducidos al inglés y uno al francés. En 2011 recibe el Premio Internacional Kavafis de Poesía. 

 Enlace Centro Nacional del Libro de Grecia (EKEBI)  |  Enlace Sociedad de Autores Griegos



DISEÑO DE POEMA PARA UN NUEVO POETA

El principio que sea con los tres soldados desertores de la noche

de septiembre

Medio desnudos bajo una luna amarilla y seca

Fuman los tres tras unos arbustos un último cigarrillo

Sus caras las muestra en la ciudad la televisión y el «se buscan»

Omite la cantidad si los encuentras o los entregas

Omite la imagen en la que su madre dice a los

periodistas llorando: «hijos míos, rendíos»

No olvides, cerrando el poema

Nikolas

Konstantinos

Yannis

Sus nombres. 

 

 

ODA A MARILYN MONROE

Pintad sobre mi cuerpo todos los cráteres

de los volcanes de la tierra, la bendición de los estibadores

de Nueva York

Pintad sobre mi cuerpo los eunucos del nuevo

emperador, la voz de las grullas de Íbico

Pintad sobre mi cuerpo a mi madre, Ecel

-¿Ecel la llamaban?- a mi último amante

que se mató sobre una motocicleta en Chicago

Pintad sobre mi cuerpo la comunión del jazz

del rock and roll, del hachís y de los barbitúricos

Pintad sobre mi cuerpo las eyaculaciones durante el sueño

de los homosexuales de kinsey y de las prostitutas

de Nueva York

Grabad sobre mi cuerpo a aquella señora

en la televisión diciendo «las setas del Tíbet las prefieren

para la comida del miércoles»

Grabad sobre mi cuerpo mi voz en un disco de 78 revoluciones

cantando el himno nacional de los Estados Unidos

Luego circulad de noche mi figura en céntimos

en papel higiénico

en cuadernos escolares

y en ropa interior barata.

 

Esto dijo aquella mañana Marilyn Monroe

entrando en unos aseos de Nueva York

sosteniendo en sus manos su útero

sus pestañas postizas y su cabeza.

Comentarios