Laura Restrepo: "Soy fatal para escribir". Entrevista 

Por Andrea Carrión
Periodista, Los Angeles, USA


        Con evidente humildad y risitas de por medio, Laura Restrepo reconoce ser muy mala para escribir, no por su contenido, pues éste ha recibido numerosos y prestigiosos premios internacionales, sino por su velocidad.

        “Soy fatal para escribir, soy muy lenta, me da vergüenza decir cuántas horas trabajo al día porque luego la gente diría ‘Entonces, ¿Por qué los libros no son mucho mejores? Si trabaja tanto, tendrían que ser libros prodigiosos’”, dice riendo a HOY desde la Ciudad de México.

        Eso sí, la autora de novelas como “Dulce Compañía”, “El Leopardo al Sol” y “Delirio”, ganadora del Premio Alfaguara de Novela en el 2004, asegura ser muy disciplinada y que a las 5 de mañana ya está escribiendo.

        “¿Sabes qué pasa también? Que yo aprovecho cada libro para leer muchos, es decir, cada libro es una oportunidad para leerme entre 50 y 100 libros porque si no, te vas quedando vacío”, agrega mientras en la línea se escucha a uno de sus dos perros de raza bernés de la montaña ladrar y juguetear.

        Este domingo Restrepo presentará sus obras “La Multitud Errante” (2001) y “Demasiados Héroes” (2010) en la feria del libro LeaLA, organizada por la Fundación de la Universidad de Guadalajara en Los Ángeles. Comenta que es una excelente oportunidad para compartir e interactuar, y luego habla de la realidad que está viviendo el libro impreso frente a la lectura electrónica. Ella no cree que uno se esté comiendo al otro, como muchos expertos lo predicen.

“Pienso que [el Internet] es un complemento estupendo. Al contrario de lo que se suele decir; que la gente lee cada vez menos, yo pienso que nunca fue más grande la cantidad de libros que se editan y circulan. Con el Internet la gente está permanentemente haciendo el ejercicio de la lectura, pero algo más interesante aún es la popularización de la escritura. El Internet ha dado la facilidad de aligerar la publicación de libros. Gente que antes no habría soñado con escribir, lo está haciendo”, opina.

La escritoria colombiana de 61 años de edad, quien ha pasado 25 de estos escribiendo y publicando con importantes casas editoriales, hoy tiene diez libros en su lista. Cuenta que suele escribir en un estudio de su casa en Ciudad de México, “donde no sube nadie”, acota, que también lo hace en su casa de campo “que es donde mejor escribo”, asegura. Hace años debió refugiarse en México por amenazas de muerte que recibió en su país de origen. Hoy sigue en México porque está casada con un mexicano.

“Si eres de Colombia, más vale que tengas una pata puesta en otro lado porque ahí uno nunca sabe (risas), tienes que tener tu retaguardia cubierta”, previene Restrepo.

        En una entrevista que el periodista de PBS Bill Moyers le hizo a Restrepo en el 2002 a propósito de la novela “La Novia Oscura”, la escritora comentó que, según sus cálculos, en unos 10 años Colombia desaparecería como nación, que sus ciudadanos parecían no preocuparse más. Han pasado 9 años desde aquel comentario y hoy Restrepo sólo confirma sus sospechas.

        “Fíjate que de alguna manera esta profecía tremenda se ha cumplido porque una cosa es territorio y otra cosa es nación. Para que haya una nación tienes que tener una conformación democrática, cosa que en Colombia ha desaparecido, lo mismo que en México”, comenta una apasionada Restrepo, cuyos libros llevan mucho contenido social y político, así como real y ficticio.

        “La violencia es tremenda en Colombia y en México, es brutal, las repercusiones de guerra contra el narcotráfico han sido nefastas porque acaban con todo menos con la droga. Frente a la droga yo creo que la única solución sería la legalización, que implicaría una actitud muy responsable frente a la juventud de educación, motivación… si no estuviera prohibida la droga, pagarían por ella a los países latinoamericanos lo mismo que pagan por el banano (plátano) y ya no habría esa multiplicación de mafias que se están tragando vivo al continente”, agrega Restrepo.

Pasando a momentos más felices, la bogotana también habla de su padre. Él solía viajar mucho por trabajo y lo hacía con ella, su madre y su hermana. Viajó tanto que le costó mantener un ritmo de estudio constante, hasta que regresó a Colombia cuando tenía 15 años de edad y pocos meses después logró sacar su diploma gracias a su esfuerzo y la ayuda de su padre. Ella fue la primera en la historia de la familia de su padre en graduarse de la escuela.

        Con todos los libros que ha escrito, le preguntamos si ha considerado hacer una memoria de su padre, a quien siempre se refiere con mucho amor y admiración.

“Sí, lo he considerado y mucho”, responde, “es que era un personaje tan maravilloso, encantador, libertario, lector, que nos hizo la vida muy feliz. Me encantaría escribir sobre él, lo que pasa es que siempre que lo he intentado siento que me quedo corta”.


Cortesía de © Andrea Carrión y VíveloHoy

Publicado en http://www.hoylosangeles.com/news/2012/jul/20/laura-restrepo-soy-fatal-para-escribir/



blog comments powered by Disqus