Sara Vanegas Coveña


(Cuenca, 1950). Embajadora Universal de la Paz (Ginebra), filóloga (Munich), magíster en Docencia Universitaria (Cuenca), profesora de Lengua y Literatura Española (Madrid); docente en diversas universidades. Ha recibido las siguientes distinciones: Premio Nacional de Poesía Jorge Carrera Andrade (2000 y 2004), Diploma de Excelencia de la Asociación Prometeo de Poesía (Madrid, 2010), mención especial Pegaso (Rosario, 2000). Directora de la revista internacional Francachela (Ecuador); presidió el I Encuentro Internacional de Literatura (Cuenca, 2007). La Casa de la Cultura Ecuatoriana editó su antología poética en la colección Poesía Junta, dedicada “a los autores vivos más destacados del país”. Consta en la Enciclopedia Mundial Encarta. 






FELICIDAD
 
un ángel olvidadizo
rondando en mi corazón
descalzo

                                                                                                                              De Luciérnaga y otros textos (1982)
 
 
PÁJAROS
 
los pájaros han vuelto con su brío
inundan el jardín / el viejo patio
desde el balcón
yo los miro aletear bajo mi sombra
aprisionados
 
                                                                                                                             De Al Andar (2004) 


RETORNO

los pájaros han vuelto a mi ventana
oscuros libres ajenos
queman el aire cantan

pero no anidan

cruzan el desierto de mi nombre
beben de mi sed
los pájaros tardíos 

mi casa es un enjambre de alas que se fueron

                                                                                                                                 De Al Andar (2004) 
 
 
BAÑO
 
lentamente se desnuda
 
entra en las aguas
infames
se mece sobre las olas
y sus carnes brotan rosas oscuras
que contrastan con la palidez de la noche
 
 
                                                                                                                                   De Al Andar (2004) 


DESTINO
 
¿y si un día amanecieran las calles todas con candado?
¿y si los árboles no cesaran de crecer contra el cielo verde?
¿Y si mi corazón se mudara al pecho de un canario?
 
                                                                                                                                   De Más allá del agua (1998)
 
 


alguien sobre el pico más alto del mundo toca una trompeta:
las criaturas más bellas y las más infames acuden al llamado
 
todas se miran en el agua y olvidan su rostro
 
                                                                                                                                   De PoeMAR (1994)  
_______________
 
nuevamente el mar invade mis ventanas. se llega hasta mis rodillas y asciende lentamente a mis senos. se cuelga de mi boca y me inunda el pelo. yo lo miro mirarme desde los ojos. como un enigma antiguo. como un paisaje regado en todas partes
 
y hace tanto frío y tanto oscuro
 
                                                                                                                                 De PoeMAR (1994)  
 
_________________
 
crece un árbol de huesos desolados. tu pelo es un
enjambre de ángeles quemados.
el mar ya no será:
 
sólo el naufragio
 
                                                                                                                                  De PoeMAR (1994)  


blog comments powered by Disqus