NIKOS ALEXIS ASLÁNOGLU

        NIKOS ALEXIS ASLÁNOGLU (1931-1996)

 Poeta, ensayista y traductor, nacido en Tesalónica. Estudió Filología Francesa y luego prosiguió sus estudios en la Universidad de El Cairo. Trabajó como bibliotecario en la Universidad Aristotélica de Tesalónica, como profesor de lenguas extranjeras, como investigador colaborador en la Facultad de Arquitectura de Tesalónica y, a partir de 1980, que se traslada a Atenas, se hace corrector de textos y consejero literario de una editorial. Funda una revista literaria y colabora con otras muchas. Publicó 8 libros de poesía, 3 de ensayos y una obra teatral. Su poesía sensual está influida por corrientes artísticas del neo-simbolismo y del existencialismo, aunque en ella juegan un papel decisivo el recuerdo de sus vivencias, la temática de la realidad griega en la posguerra, así como las huellas de Seferis y Kariotakis. Se ha escrito mucho sobre su obra, objeto también de numerosos números especiales de revistas.  Enlace Centro Nacional del Libro de Grecia (EKEBI)



 

EN LOS JARDINES DE LA VILLA

 

Tu sitio está en Atenas, príncipe

 

El tardío otoño en los jardines de la villa te confunde

y tus adelfas se deshojan en la escalera

de piedra, te extrañan

oyes a los paradisíacos pájaros en los charcos de agua

golpea dentro de ti el corazón mecánico de la ciudad

 

Dices: mañana pronunciaré el discurso fúnebre de los poetas

       y lo aplazas

breves excursiones al mar y por las noches te mueves en las

      discotecas.

el carbón pulverizado apenas roza a los jóvenes de la costa oeste,

campanas del crepúsculo y flores de limonero

en mitad de colinas frondosas de la Ciudad Eterna

 

Y, sin embargo, tu sitio está en Atenas, señor

apenas te oyes entre los parásitos y los emisores

ayer con otra música te oí lamentarte

tu voz no ha cambiado, la conozco desde el tiempo de la

      sucesión.

la noche cae

 

 

DOS AÑOS VAGANDO SOLO

 

Dos años vagando solo por las islas

 

¿Qué te hizo temblar así, príncipe?

en playas solitarias tocando apenas la arena

y en museos marítimos absorto, admirando un arte otoñal

el amor por los vivos te condujo

a las galerías acristaladas de los despiadados monasterios,

extracto amargo de una prehistoria deslumbrante

 

Dices: aún hay tiempo de pasar página,

tu agotado reinado lo quieres eterno,

en el césped azul del cielo lo bordas

 

Dos años vagas por las desnudas faldas de Kálymnos,

ves muerte en los cuerpos de los capitanes tostados por el sol

tiemblas de fiebre.


Príncipe, me apeno profundamente

por lo que una vez sucedió en las playas del norte

 

 

HOSPITAL DE CAMPAÑA

Quedó vacío el campamento, la cantina

y mis antiguas pasiones: una costumbre

 

Se levanta viento, caen las hojas podridas,

nos llevan en tropel a los quirófanos

 

Las fronteras están cerradas –a qué estoy esperando

 

 

EN LAS ORILLAS DEL MAR

Regresas de nuevo a los lugares que te cambiaron

 

Las cafeterías pobres no te sacian la sed

ahora que tú mismo aceptaste la desgracia

y el mar resplandece y los pueblos han quedado

       despoblados

 

Dónde buscarlo, en la orilla o en el fondo

dónde encontrar su rubio cadáver

Comentarios